Blog Autismo de Segovia

Siete años conviviendo con el TEA

No hay comentarios //

Voy a presentarme, soy Susana Guri, Presidenta de la Asociación Autismo Segovia pero sobre todo y ante todo, soy Susana, la mamá de Nachete, un niño rubio precioso que hoy cumple siete años, siete años de alegría y de momentos duros, siete años de alguna lágrima y de muchísimas sonrisas, siete años que no cambiaría por nada del mundo. Como cada año y a modo de regalo de cumple, le escribo a mi hijo una carta que sé, que cuando sea mayor entenderá, y en el que va un pedacito de su vida, de la mía, de la nuestra.

DSC_0184

Querido Nachete:

Ya estamos en 2014, como pasa el tiempo cariño, aquí esta mamá como otros años escribiéndote una carta por tu cumpleaños. Ya sabes que tengo la extraña manía de reflejar mis sentimientos por escrito. Las palabras a veces se quedan cortas, y para ti es más simple entenderlas de esta forma, y eso hago, simplificar nuestra vida para que disfrutemos de ella.

Este año ha sido de profundos cambios; de repente te has convertido en un niño mayor, un niño obediente con una disciplina férrea en el trabajo que ya quisiéramos los adultos neurotípicos para nosotros, un niño siempre sonriendo, sin apenas rabietas , has empezado a leer, a escribir, a sumar y, lo más importante, tienes un amigo. Un ángel, como su nombre, que te cuida y al que cuidas, que quiere que juguéis siempre juntos, que entiende tu manera de expresarte verbalmente, que te quiere, sin más,  al que tú llamas amigo y le abrazas cuando llora y con el que compartes tus juegos y con el que incluso discutes, un AMIGO con mayúsculas. Y tu madre, que es una ñoña y que ve a su hijo feliz, se olvida de todo y llora de alegría y sueña con que quizá un día no muy lejano, te comprendan más personas y que la sociedad te acepte de verdad, tal como eres, más allá de las etiquetas, más allá de los mitos.

Mi niño “guapoisímo”, como tú dices, cumples siete años y solo puedo darte las gracias por todo lo que cada día me das, por esos besos, esas sonrisas, esos abrazos cuando vuelvo de trabajar. Gracias por ser como eres, auténtico y único, un luchador incansable, el mejor hijo que jamás pudiera haber soñado.

Juntos recorreremos este nuevo año, que seguro será de cambios y de logros, y en el que tendremos que superar un montón de trabas, pero da igual, porque tenemos ganas y fuerza de sobra para conseguir cualquier cosa que nos propongamos.

Tú me has enseñado que todo es posible, que se puede empezar a hablar a los seis años, que el tiempo es relativo y que jamás hay que tirar la toalla.

Feliz cumpleaños mi vida, te quiero.

 

Mamá

 

 

*TEA (Trastorno del espectro del autismo)

*TEA (Tu eres alucinante)

Deja un comentario